viernes, 26 de marzo de 2010

La estructura múltiple de la cultura japonesa


Recién editado por El Colegio de México La estructura múltiple de la cultura japonesa. Repensando la cultura japonesa desde una perspectiva asiática, regala al lector iberoamericano aquel vigoroso emplazamiento con el que, hace más de diez años, el etnólogo Sasaki Kōmei criticara los argumentos y la retórica habitual (aún hoy recurrentes en los ámbitos y espacios más disímiles) para privilegiar, indirecta o explícitamente, las nociones de unicidad, homogeneidad, superioridad y aislamiento como caracterizadores por excelencia de la cultura japonesa.

La vigencia de este emplazamiento -una de las piedras angulares del largo trabajo de Sasaki en ese campo- así como la minuciosa indagación sobre la conformación de esa estructura múltiple desde los propios procesos y culturas que le dieron origen, y en su correspondencia y vínculo con otras culturas asiáticas, han contribuido, sin duda, a expandir sustancialmente el panorama analítico de la diversidad cultural de Japón más allá de los estudios específicos sobre la teoría nativista o sobre el nihonjiron (dentro de las épocas moderno-temprana, moderna y contemporánea) o de la evaluación de una multiplicidad y multiculturalidad dadas dentro de los más recientes contextos de globalización.

Partiendo de la genealogía y desarrollo de la teoría de la estructura múltiple de la cultura japonesa y de los conflictos de ésta dentro del nacionalismo moderno ( y en la evaluación crítica de las perspectivas de investigadores como Torii Ryūzō, Oka Masao, Yanagita Kunio, Tsuboi Hirofumi o Tachikawa Musashi), Sasaki analiza el dinamismo étnico, cultural y lingüístico en el este de Asia en el primer milenio a.C., así como las particularidades del subsecuente desarrollo de las culturas provenientes del norte y del sur, los orígenes de la cultura agrícola en el este de Asia y los procesos de las culturas arroceras y no arroceras, haciendo énfasis en el desglose de aquellos particulares entornos y modos de subsistencia que no considera reductibles a las diferenciaciones mayores habitualmente establecidas y cuyo examen le admite rebasar, incluso, la consideración de la cultura japonesa como de estructura dual (arrocera y no arrocera).

Con independencia de las reconsideraciones sobre el tema que el propio Sasaki ha desarrollado en su obra posterior, La estructura múltiple… sigue comportando una significativa introducción (a la vez que una importante base de discusión) a las formaciones de la cultura japonesa desde una perspectiva crítica indispensable y hasta ahora ausente en la bibliografía en español sobre el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada