jueves, 11 de febrero de 2010

El japonés que conquistó Guadalajara


La Universidad de Guadalajara y la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco Juan José Arreola acaban de publicar una verdadera exquisitez en el terreno de la investigación histórica: El japonés que conquistó Guadalajara. La historia de Juan de Páez en la Guadalajara del siglo XVII, un inusual volumen que explora la vida del japonés Juan de Páez (y también de su suegro Luis de Encío) y su inserción dentro de los contextos comerciales y culturales de la ciudad. En el estudio -que hilvana los hallazgos previos de los investigadores Jorge Palomino y Cañedo y Thomas Calvo, así como el notable empeño del prestigioso Eikichi Hayashiya (quien con Octavio Paz hiciera la versión al español de las Sendas de Oku, de Matsuo Bashō) por poner en claro los orígenes de ambos personajes en Japón- los investigadores Melba Falck Reyes y Héctor Palacios develan no sólo la importancia de Páez como hombre de negocios en la época, sino también todo lo que dentro de su vida familiar y económica concierne a las costumbres y al cosmopolitismo de la capital novohispana, lo que lleva, como señala Calvo, al cuestionamiento fundamental sobre cómo llegaron Páez y Encío a encontrar esos destinos en un siglo tradicionalmente visto como “sombrío, cerrado y hasta racista”.

La claridad con que los autores engarzan los contextos de las relaciones entre Japón y México a finales del siglo XVI y principios del siglo XVII (las misiones católicas en Japón, las embajadas de Rodrigo de Vivero y de Sebastián Vizcaino o la famosa misión de Hasekura Tsunenaga) con los tres capítulos restantes dedicados a Encío y Juan de Páez dentro de la vida en Guadalajara, corona elegantemente lo que ha sido un enorme trabajo de búsqueda e interpretación bibliográfica y dotan al texto de un delicioso carácter de relato. Con independencia de todo lo que aún quede por investigar en este campo, y específicamente, tal como lo reconocen los autores, con respecto a verificaciones pendientes para el caso de Páez y Encío, nos hallamos, sin duda, ante un texto medular para reconsiderar las perspectivas de evaluación de las primeras inmigraciones japonesas y su relación con la sociedad de la América colonial.

El libro cuenta con importantes palabras introductorias de los propios Thomas Calvo y Eikichi Hayashiya y como edición es un verdadero regalo. Melba Falck Reyes es una muy reconocida especialista en economía y relaciones internacionales, y Héctor Palacios, en estudios históricos. Ambos son investigadores de la Universidad de Guadalajara. La imagen en la portada del libro -con la que se ilustra este post- es un diseño que repite la firma de Luis de Encío (en japonés) y la de Juan de Paéz (en español). Por el momento la adquisición del libro es únicamente por solicitud al Departamento de Estudios del Pacífico (DEP), Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), Universidad de Guadalajara. Contacto: Nora Preciado, preciadon@csh.udg.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada